martes, 15 de abril de 2014

Cómo elegir un buen título

Diseñar el título de una web es algo más complicado de lo que un principio pudiéramos tener en mente y la posibilidad de generar beneficios en diferentes ámbitos. 

Y es que la posibilidad de ayudar a posicionar una web, a identificar claramente aquello que ofrecemos y a poner en contacto al visitante con el producto o servicio que está buscando es una oportunidad que nos ofrece el diseñar un título para una página o sitio web. 

No importa si se trata de un negocio que venda almohadas o de un tratamiento antipiojos, porque la realidad es que hablamos aquí de un tema transversal.

Entre las principales razones estriban el que el título forma parte de una metaetiqueta, llamada "title", y que por líneas generales es muy interesante de cara a posicionar en Google. Vamos a ver algunas de sus cualidades.


Cualidades que ha de tener un buen título

En primer lugar ha de ir en consonancia con el contenido que pongamos a disposición del visitante. Una página sobre parques de bolas no es lógico que tenga un título que hable sobre disfrutar unas vacaciones en un yate en Mallorca a no ser que haya una relación directa.

Es lógico, cuando hablamos de una web o tienda online, pensar que tenemos varias opciones:

  • Que el título vaya en consonancia con lo que indica la URL: Así, para http://www.psicologosvalladolid.net el título podría ser Psicología Valladolid ya que son las palabras qeu van en consonancia con la web. También podría ser psicólogos en Valladolid o algo semejante que complemente la información que la propia URL está dando.
  • Que el título incremente la información que nos da la URL: Así, para la web http://www.pedrosalcedo.es que trata sobre una tienda de casa en Bilbao, una de las opciones para alguna de sus páginas es denominarse Alfombras Bilbao, Edredones Bilbao o simplemente Tienda de Casa.




Aspectos a tener en cuenta

Un buen título de web ha de tener una condición específica, que es su extensión. Dicha extensión no debería superar los 70 caracteres, pero tampoco es positivo quedarse por debajo de 20 caracteres, ya que sería muy poco.

Así, en los ejemplos anteriores, para las alfombras de Bilbao lo óptimo sería poner Alfombras Bilbao - Pedro Salcedo, con lo que complementaríamos la información. Este es un recurso bastante útil: combinar nombre de negocio con nombre de URL, y por tanto lograr un buen combinado en el que la extensión sea la adecuada. 

Hay casos como http://www.casaruralenleon.com que es claro que la web puede llamarse Casa Rural en León. ¿Cómo lo complementamos? Siendo un poco prácticos, podemos definir aún más para conseguir que el público que vea nuestro enlace sea más cualificado: Alquilar Casa Rural en León o Casa Rural en El Bierzo (León) puede ser mucho más útil que un nombre de URL genérico.

Hay otras URLS que no lo ponen tan fácil, especialmente si son tiendas online con muchas categorías donde no existen permalinks. Un ejemplo es:


Aquí podríamos indicar concretamente de qué va la página en el título y unirlo, como en el caso de las alfombras en Bilbao, con la empresa: Tratamiento Antipiojos - Top farmacia.

El resultado final, que es lo que nos interesa, ha de ser claro: que cuando aparezca nuestro enlace en los resultados de Google atraiga a nuestra web al público interesado en nuestros productos. Si además, como vemos, nos ayuda a posicionar, mucho mejor.