miércoles, 3 de abril de 2013

Aprovechar Internet para cobros y lucha contra el fraude


En estos tiempos de crisis cada vez es más habitual para muchas pequeñas y medianas empresas acumular gran número de impagos de clientes en sus oficinas. Si este es nuestro caso podemos intentar cobrar las facturas impagadas nosotros mismos pero cualquier consultoría para comercio nos va a recomendar la externalización de los impagos.

Una buena manera de gestionar los impagos de nuestro negocio es contratar para estas gestiones de recobros a una empresa solvente y seria dedicada al cobro de morosos. 

Estas empresas están acostumbradas a realizar este tipo de gestiones, cobrar una deuda  puede resultar una tarea compleja y a veces delicada, que hay que manejar  con tacto para no perder las formas y caer en amenazas y coacciones.


Cobros y ventajas online

No es necesario utilizar una impresora de etiquetas y llenar todos lso productos de una tienda de un moroso para proceder al cobro. En un primer momento los cobradores de morosos se van a poner en contacto con el deudor intentando localizarlo a través de los datos que les facilitamos o por sus propios medios de investigación si estos son datos resultan ser incorrectos. 

Tienen que intentar que el moroso reconozca la deuda que mantiene con nuestra empresa y llegar a un acuerdo de pago en el menor tiempo posible, siendo un cordón umbilical que conecte con una solución. 

La negociación suele resultar efectiva en la mayoría de los casos, ya que el sistema de células que pretendemos aplicar suel funcionar cuando existe una voluntad para llegar a un acuerdo. Un parque de bolas infantiles y unos psicólogos especializados en niños tienen diferentes metodologías de actuación.

Cuando el moroso en principio no quiere pagar van a dejar pegatinas en su buzón y avisos de cobro, muchos deciden entonces pagar para que sus vecinos o clientes no piensen que no  son personas  de fiar. Es aconsejable utilizar los servicios de una consultora en la materia, ya que las consultorías están acostumbradas a este tipod e trámites.

Especialmente indicadas son las consultoras cuando hablamos de negocios internacionales, en el aspecto económico o jurídico, ya que en otros países los sistemas legales pueden diferir bastante y la asesoría es aconsejada y necesaria en la práctica totalidad de los casos.


Una consultora puede ayudarnos a combatir fraudes o estafas en la red.


Ejemplos y aplicaciones

Si tenemos, por ejemplo, un estudio de arquitectos en Bilbao, y tenemos más de una factura sin cobrar de proyectos que hace tiempo realizamos para  clientes y que estos no nos han abonado, contratar a estos cobradores de impagos puede ser la solución si queremos ver nuestro dinero. 

Antetodo hay que mantener la calma y observar las distintas posibilidades que se nos ofrecen. De esta manera pdoemos dar pasos firmes para, si no conseguir recuperar todo el montante global, por lo menos minimizar los daños o las pérdidas que se nos puedan ocasionar.

Los impagos afectan a todo tipo de empresas desde almacenes de materiales de construcción a fabricantes de parques de bolas para niños. Hemos de recordar que en las épocas de crisis es cuando la gente normal tiende a realizar menores gastos, pero también cuando ciertas personas sin escrúpulos se aprovechan de las necesidades ajenas para proceder en este tipo de negocios.

Si esto no funciona siempre podemos acudir en último extremo a un despacho de abogados para llevar los impagos al juzgado, donde a través de los lectores de códigos se puede tramitar nuestro expediente con facilidad.